Calzoncillos largos

El calzoncillo largo, es sin duda, una vuelta al pasado. Es un producto similar a las calzas antiguas. Este tipo de calzoncillo va a cubrir desde la cintura a los tobillos y por ello mismo se deben de ajustar por completo a las piernas, como si de una segunda piel se tratara. Su composición, como en la mayoría de los casos de la ropa interior es algodón, o mezcla de algodón y poliéster, y según el modelo y para lo que utilicen, en algunas ocasiones son de franela.  

Normalmente, este tipo de calzoncillos se utilizan para luchar contra el frío. Algún tipo de estos calzoncillos, son térmicos, y para ello vienen provistos de al menos dos capas de tejidos. El tipo de calzoncillo largo, tienen sus orígenes en los antiguos Unión Suit, que no era otra cosa, que ropa interior pero que cubría desde los hombros hasta los tobillos. Hay muchos detractores de este tipo de calzoncillos, ya que los ven como volver al pasado, y con según que ropa, sí que es cierto que son complicados de poner, y más imponiéndose los pantalones que van muy pegados. 

 Pero igual que tienen contras, también tienen pros. Son ideales para hacer deportes en los que el frío puede jugarnos una mala pasada, ya que al ser más calentitos van a proteger la piel y ésta no va a sufrir las inclemencias del tiempo y sus temperaturas. Cada vez más hombres que viven en zonas de frío intenso los utilizan de forma diaria, siempre y cuando como hemos dicho, permita su uso el pantalón. Al cubrir zonas como las rodillas que se quedan más desprovistas de ropa. Eso sí, si vas a utilizarlos, ten la Picardía, de ponerte los calcetines por encima de ellos, para que en caso de sentarse no se vean cuando se suba el pantalón.