Hugo Boss

A pesar de que hoy es un icono de lujo en la moda, los inicios de Hugo Boss estuvieron muy marcados por los problemas que sacudían a Alemania en el tiempo de entreguerras y el ascenso del partido Nazi. Pero empecemos hablando de la historia de tan relevante marca.  

Hugo Ferdinand Boss, el menor de cinco hermanos, se crió en la tienda de lencería de sus padres, siendo con el paso de los años fue el heredero de la tienda, es allí donde empieza a curtirse en el oficio de comerciante hasta que la Primera Guerra Mundial irrumpe en su vida. Su comienzo no estuvo exento de problemas, ya que, debido a la gran crisis económica mundial de 1929, la industria textil tuvo grandes limitaciones para hacerse de materias primas o para exportar sus productos hasta el punto de tener serios problemas de liquidez, hasta el punto de estar a punto de ir a la quiebra en 1931.  Años más tarde, en 1938 ya fabricaba todo tipo de productos que gozaban de gran aceptación en ferias comerciales. En la segunda Guerra Mundial vuelve a salvarle de la quiebra gracias a la confección de los uniformes. Motivo por el cual, aún se están disculpando por su pasado nazi.  

Es su yerno quien ve un público potencial en los hombres de negocios y el crecimiento de la empresa es exponencial, y es aún hoy que la firma sigue buscando nuevas líneas de sus muy diferentes productos para llegar a todo tipo de públicos.  

En el caso de los calzoncillos, sus bases son sencillas, cómodas y de una gran exquisitez. Desde bóxers a Slips de microfibra o algodón, es cuestión de preferencias de cada hombre. Abanderan el uso de tejidos de una calidad máxima, con cinturas coloridas en un elástico cómodo para mostrar el logo. Sin duda, sus puntos fuertes son la comodidad y la elegancia, siempre invirtiendo en innovación. No tendrás problemas para encontrar las diferentes tallas o modelos que marcan la diferencia con otras firmas.