Moschino

De reconocido prestigio, es la marca de moda italiana Moschino. Empresa textil que manufactura ropa para ambos sexos, incluyendo también para niños, así como artículos de decoración, fragancias, joyas o cosméticos. 

La forma fue creada en 1983 por Franco Moschino. Su creador antes de comentar su andadura en la moda, estudió Bellas Artes en Milán, para convertirse en pintor. Pero su interés pasó de los lienzos a la confección. En 1971 comienza a ser el ilustrador de Versace y durante seis años estuvo trabajando para él. En sus inicios la marca diseña ropa de corte informal y posteriormente es cuando empieza con la ropa interior, trajes de noche, zapatos y un largo etcétera. Tanto su diseñador como la marca, se hacen famosos por los colores que utilizan, así como sus innovadores diseños, a veces pecando de excéntricos, pero nunca generando indiferencia, tanto es así, que al diseñador se le conoce como el Jean-Paul Gaultier de la moda en Italia. Ante la muerte prematura del mismo Moschino, recoge el testigo, Roseella Jardina, la que había sido su asistente, pasa a ser directora creativa. Desde 1999 la firma ha formado parte del grupo Aeffe. 

La marca posee varias etiquetas, diferenciando varias líneas en relación con la exclusividad de sus prendas. Joyería, perfumes, o accesorios de moda o incluso cascos de moto, nacen de la marca, para poder ganar fieles a la firma. Es en 2009, y en el mismo Milán, cuna de la moda, abrió un hotel por nombre “Maison Moschino”. 

La ropa interior, fue la evolución a sus primeras colecciones de ropa. Utilizando tejidos de primera calidad y manteniendo algún modelo de corte más clásico. Tanto en slip como en bóxers, se puede observar estampados de colores rabiosos que buscan la originalidad fomentando un look más desenfadado frente a modelos que tienen unos colores más sobrios para los clientes menos arriesgados.