Suspensorios

Los calzoncillos de tipo suspensorio es un tipo poco visto, pero por ello no deja de ser interesante. Este tipo de calzoncillo está hecho para proteger los genitales del hombre, normalmente durante la actividad deportiva. El suspensorio tradicional es aquel que está provisto de una banda elástica en la cintura con una especie de bolsa para depositar en ella los genitales. La situación de las cintas es la siguiente:  una de ellas va desde dicha bolsa hacia el lateral derecho y la otra hacia el lateral izquierdo.  

En algunos modelos de este calzoncillo, la bolsa puede permitir poner coquilla y así, poder proteger tanto el pene como los testículos. Por este motivo, en deportes de mucho contacto, los suspensorios son un accesorio muy demandado y solicitado por los deportistas. El suspensorio no es algo nuevo, ni mucho menos, fue inventado en 1874 por C.F. Bennett pensando en la comodidad y la sujeción de los ciclistas. Aunque no sean los más comunes a la hora de ver, hay muchos tipos y vamos a explicar brevemente un poco en qué consiste cada diferente suspensorio: 

1) Con Coquilla y Banda ancha: se compone del suspensorio propiamente dicho y la coquilla, y su uso mayoritario es para deportes que impliquen riesgo de golpe en los testículos. Véase Rugby, Béisbol… 

2) Sin Coquilla y banda ancha: Siendo este el más tradicional, y su uso igualmente es para deportes pero que no impliquen riesgo de impacto, pero sigue proporcionando soporte a los testículos. 

3) Con banda estrecha: En este caso, también se le conoce como swimmer y se suele usar para ponerlo debajo de bañadores, de ahí el nombre. 

4) De ballet o danza: En este caso tiene una banda elástica ancha, y la parte delantera suele estar acolchada. En lugar de tener dos tiras por la parte de los glúteos, lleva solo una como si fuera un tanga, evitando que se marque nada a la hora de llevar leotardos o diferentes mallas.